Encontrar un profesional médico
¿Busca una cobertura de seguro?
Descubra cómo MSH puede ayudarle a encontrar su proveedor médico
¿Ya es miembro?
Inicie sesión para buscar un proveedor médico
Comercial
Servicio de gestión
Equipo comercial para particulares
De 9:00 a 18:00 (CET)
Enviarnos un correo electrónico
Equipo comercial para empresas
De 9:00 a 18:00 (CET)
Enviarnos un correo electrónico
Acceso rápido
Sistema sanitario
Sistema sanitario de Estados Unidos
Descubra cómo funciona el sistema de Estados Unidos
El coste de la atención médica en Estados Unidos es muy elevado y no existe un sistema nacional de salud como tal. Sin embargo, sí existe un sistema público para determinadas categorías de personas que se divide en dos programas distintos: Medicaid y Medicare.
Medicaid se dirige a personas y familias necesitadas (un 11 % de la población), mientras que Medicare cubre a personas mayores de 65 años y discapacitadas (un 15 % de la población).
El resto de la población no tiene más elección que contratar un seguro médico privado a través de su empresa o a título personal.
Muchos estadounidenses no están cubiertos por ningún seguro, ya que ganan demasiado como para acogerse a Medicaid, pero no tanto como para permitirse un seguro médico privado.

En 2009, con vistas a instaurar un sistema sanitario "más justo", el presidente Obama presentó una reforma del sistema sanitario estadounidense (ACA, Affordable Care Act). Dicha reforma se ha implementado paulatinamente y su objetivo es brindar a todos los estadounidenses acceso a la atención médica y un grado básico de cobertura sanitaria. Más información aquí.
Acudir al médico en Estados Unidos
Los generalistas estadounidenses atienden en su consulta o en clínicas privadas, por lo general de lunes a sábado, de 8:30 a 18:30. Algunas clínicas también abren los domingos.
Si ha contratado un seguro médico, sólo podrá acudir a un médico perteneciente al cuadro médico de su seguro privado. El facultativo en cuestión pasará a ser su médico de cabecera.
Durante la consulta le atenderá una enfermera que le tomará la tensión arterial, le preguntará si está medicándose y le pedirá que describa sus síntomas. A continuación esperará hasta que el médico le ausculte en un habitáculo. Por lo general los médicos atienden a varios pacientes a la vez y las consultas sólo duran unos minutos (10 o 15 minutos como mucho).
El precio de la consulta depende de si está asegurado o no. Por lo tanto, no se sorprenda de que una de las primeras cosas que le pregunten al tomar cita es si tiene un seguro médico y cuál, ya que el precio difiere según la póliza que tenga contratada. Por una misma consulta el precio varía entre 80 $ y 300 $.

Especialistas en EE. UU.
Si padece una patología más específica, el doctor de cabecera le derivará a un especialista del cuadro médico de su seguro privado. Los profesionales del cuadro médico se denominan in-network doctors en inglés. Si acude a un especialista sin que le derive su médico de cabecera o a un especialista de fuera de su cuadro médico, es muy probable que su aseguradora le conceda un menor reembolso.
Al igual que con los generalistas, el precio de la consulta puede variar bastante. La consulta de un especialista casi siempre es más cara que la de un generalista. El precio puede partir de un mínimo de 150 $ y llegar hasta cantidades excesivas (unos 300 $ por una consulta).
Admisión hospitalaria en EE. UU.
Hospitales estadounidenses
Los hospitales estadounidenses disponen de tecnología, instrumental y atención médica de alta calidad.

Hay tres tipos de hospitales en EE. UU.:

Hospitales públicos, donde puede ser admitido sin tener seguro, pero no son gratuitos. Si no dispone de un seguro que le cubra y los gastos médicos que tiene que pagar son considerables, puede que el hospital le permita pagar a plazos. En cualquier caso, tendrá que pagar el 100 % de la factura.

Hospitales privados estadounidenses
Al igual que en las consultas con generalistas, le pedirán su tarjeta de asegurado antes de atenderle. Las consultas se desarrollan igual que en el generalista: primero le atenderá una enfermera y luego le auscultará el médico (o se le practicará la operación quirúrgica prevista, si es el caso). En general, también existen servicios de urgencias para ser atendido por un médico lo antes posible y que éste le derive al departamento apropiado según el diagnóstico.
Posteriormente le remitirán la factura por dicho servicio, que suele ser muy elevada.

Los ambulatorios funcionan igual que las consultas en el generalista. Estados Unidos dispone de cada vez más ambulatorios. Son algo más baratos que los hospitales y también prestan atención urgente.

En caso de urgencia en EE. UU. llame al 911 para una intervención rápida.
Compra de medicación en EE. UU.
Los fármacos se compran en las farmacias, que suelen estar dentro de los supermercados, y en distintas cadenas de tiendas. En EE. UU. existen muchas cadenas farmacéuticas.
Al igual que las consultas, los fármacos son muy caros. El coste de los fármacos genéricos suele ser menor, pero para que se los vendan tienen que constar expresamente en la receta.
En EE. UU., los fármacos se expiden de forma personalizada: recibirá el número exacto de píldoras o cápsulas que necesite según la duración de su tratamiento.
Al igual que los fármacos sin receta, pueden comprarse en tiendas especializadas y en supermercados.
Consiga un seguro médico para EE. UU.
MSH puede ayudarle a diseñar el mejor plan de seguro médico internacional para satisfacer sus necesidades.

Estancias inferiores a un año
Tenemos el plan de seguro médico idóneo para cubrirle desde 1 hasta 12 meses para proyectos personales, prácticas profesionales, visados de vacaciones y trabajo (WHV) u otra razón.

Estancias superiores a un año
Explore nuestras soluciones de seguro médico integrales y altamente flexibles para protegerle en el extranjero a usted y a su familia.
Algunos datos
Nombre oficial
Estados Unidos de América
PRINCIPALES CIUDADES
Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Houston, Filadelfia, Fénix, San Diego
CAPITAL
Washington
FORMA DE GOBIERNO
República constitucional presidencialista federal
IDIOMA(S) COMÚN(ES)
100%
Inglés
Testimonios de clientes
Testimonio: ahí estaba MSH cuando desperté

Rachel vive en Togo y lleva con MSH desde 2002. Tras una cirugía ordinaria, entró en un coma que duró 2 meses. Su hospitalización cuesta más de 200.000 euros, pero MSH lo cubrió todo, sin que ella tuviera que hacerse cargo de nada. Gracias a la prontitud del personal y su excelente manejo de la situación, la familia de Rachel pudo ahorrarse toda la angustia propia de la situación, al igual que Rachel cuando salió del coma.
Testimonio: estuvieron ahí para mi recién nacido

Laure y Robert se mudaron a Singapur en 2014 por motivos laborales, pero acabaron fundando allí una familia. Laure informó a MSH de que se había quedado embarazada y quedó maravillada de todo el apoyo que recibió. Primeramente recibió una guía práctica sobre el embarazo (qué hacer en cada etapa, exámenes médicos, etc.) y a continuación un miembro del personal la llamó para explicarle todas las garantías personalmente y aconsejarle el mejor lugar donde dar a luz. El día en que dio a luz a su hija, recibió un paquete de obsequio con una tabla de crecimiento y un juguete para bebé, con los mejores deseos de parte de MSH. Y ahora hay otro bebé en camino...
Testimonio: una decisión correcta

Bill y su familia residen en Brasil. Descontento con su anterior aseguradora, Bill se cambió a MSH en diciembre de 2015: "Una de las mejores decisiones que he tomado desde que estoy aquí", dice Bill, "por el nivel de servicio y por la amplitud y calidad de la red médica". La tarjeta de asegurado de Bill ya está reconocida por los mayores y mejores hospitales de São Paulo. Incluso disfruta del servicio de pago concertado en pruebas hospitalarias sencillas sin necesidad de autorización previa: "MSH te facilita la vida", dice Bill.
Conozca sus testimonios
¿Desea saber más?
Encuentre el plan idóneo para usted en tan solo unos clics
Contacte con nuestro equipo de especialistas
Le atendemos 24 horas al día, 7 días a la semana en su idioma